La mayoría de los fans de Dragon Ball crecieron con la serie, ya sea desde los inicios durante la niñez de Goku o pasando directamente al Z, que en Latinoamérica resultó en un boom masivo, donde cada día esperábamos ser testigos de la evolución de la trama y al día siguiente corríamos a la escuela para platicar acerca de lo sucedido o aún mejor, algunas personas sabían lo que iba a suceder después gracias al recurso, en aquel momento sumamente difícil de obtener, que era el Dragon Ball manga, pues este fue publicado en Japón el 3 de diciembre 1984.

Si buscabas bien, podrías encontrar algunos números sueltos publicados en España o revistas con la información pertinente de lo que sucedería, además que la cultura de spoilers no estaba tan generalizada, podrían pasar varias repeticiones de la saga del momento antes del estreno del siguiente arco (cuántos de nosotros no vimos la saga de Raditz y la muerte de Goku 3 o 4 veces antes de la llegada de Vegeta y Nappa a la tierra) y seguimos año tras año la animación, pero la mayoría de las personas que crecimos con la obra de Akira Toriyama no tuvimos un acercamiento con el manga de Dragon Ball, mucho menos leerlo, pensando que “es muy largo” o es “lo mismo”, pero cualquier experto en el tema te lo puede decir: “¡Lee el maldito manga!”

Dragon ball 1

Mira también: Cómo ser Otaku 2022: La guía perfecta

El Dragon Ball manga comenzó como pequeñas publicaciones semanales para la revista Shūkan Shōnen Jump en 1984 y fue tal su popularidad que llegó a su formato individual recopilado por tankōbon en 42 volúmenes, que podemos decir sin más preámbulos que son un verdadero deleite, sumando la fluidez con la que la trama se desarrolla en esta versión del manga de Dragon Ball, el cual es editado en Latinoamérica por Panini y se puede conseguir en

Además de la versión de tankobon, surgiría otro recopilado en 2002 en un formato especial denominado kanzenban o edición perfecta, esta versión del manga de Dragon Ball está igualmente editado y traducido por Panini, cuyos 34 tomos han sido impresos como Dragon Ball Partworks, que suma páginas a todo color y si esto no es razón suficiente para leer el Dragon Ball manga, aquí te dejamos 6 razones adicionales para adentrarte al trabajo de Akira Toriyama.

Es la visión original de Toriyama

Lo que vimos en televisión pasó por muchos filtros, sobretodo con el afán de extender la saga y extraer el jugo del rating que la serie le regalaba a las televisoras, además que el guión quedaba fuera de la jurisdicción de Toriyama, pudiéndose tomar varias licencias con lo que sucedía, sin embargo, el Dragon Ball manga tiene las aventuras de Goku como su creador las quiso, pues además de escribir la historia, Akira Toriyama realizó todos los trazos con la ayuda de un solo asistente que se enfocaba principalmente en rellenar el cabello o dar color a las portadas, lo cual era muy raro (y lo sigue siendo) en el mundo del manga, y sufriendo muy pocos cambios en el guión por parte de su editora, así que si quieres conocer Dragon Ball en su forma más pura, en el manga encontrarás lo que buscas.

Dragon ball tomo 1El arte

Como lo mencionamos anteriormente, Toriyama realizó todos los trazos del manga de Dragon Ball y si hay una verdad absoluta es que este mangaka tiene un estilo muy particular y especialmente virtuoso que resultan en un agasajo para el ojo, sumado a esto, el arte es fluido y preciso, logrando que Toriyama pueda comunicar el punto de cada viñeta tan solo con sus ilustraciones, haciendo de los diálogos tan solo un complemento a cada trazo, demostrando la maestría de este artista.

Sumando a esto, tenemos una serie de portadas increíbles en cualquiera de sus ediciones que emocionan tan solo con verlas.
Cabe destacar que en la serie el arte era muy inconsistente, pues había tanta gente trabajando en ella que algunas escenas se veían sumamente extrañas, algo que no sucede en el manga de Dragon Ball.

Dos finales distintos de Dragon Ball manga

Uno de los cambios más grandes entre la versión tankōbon y la kazenban es el final, pues para la edición definitiva del Dragon Ball manga, Akira Toriyama decidió cambiar el desenlace de las aventuras de Goku, pero antes de que lances tu computadora por la ventana de la emoción, y sin caer en spoilers, en esta edición del manga de Dragon Ball, los cambios son pocos, sin embargo, las pocas viñetas alteradas resultan bastante contundentes.

Finales de Dragon ball

Olvídate del relleno

Algo que lastima mucho las adaptaciones al anime de un manga popular es el polémico relleno y la obra de Toriyama no es la excepción, esta es una de las razones más fuertes para entrarle al manga de Dragon Ball, pues no veremos sagas terribles como la de Garlic Jr. o el arco de Gohan y el dinosaurio, aunque nos gustaría ver a Goku tratando de aprender a manejar, nos quedamos con la historia en su versión manga, que además de omitir estos extras innecesarios, nos da capítulos más fluidos, sin pasar 15 episodios en una sola pelea y siendo más directos al punto, además que menos relleno resulta en menos agujeros en la trama.

El manga es más gráfico

Adaptar una obra del papel a la pantalla siempre la expondrá a la censura y un manga como Dragon Ball es un festín para las personas que se dedican a diluir el trabajo visual del mangaka para acomodarse a los estándares morales de la televisión pública, esto de entrada en Japón, donde se redujo la violencia del manga para la Tv en las peleas, ahora sumemos el filtro de Latinoamérica, donde los estándares morales en televisión nacional eran mucho más estrictos que los del país del Sol Naciente.

En el manga de Dragon Ball podemos ver viñeta a viñeta las peleas como son, con la violencia gráfica característica de un Shōnen, donde hemos podido apreciar momentos como el de Gohan literalmente volándole los sesos a un Cell Jr. o al doctor Maki estrangulando a un inocente conductor al punto de saltarle los ojos del cráneo.

Puedes imaginar las voces como más te gusten

El doblaje latino de Dragon Ball es excepcional, sin duda alguna, las voces de Mario Castañeda y René García, además del resto del elenco, dejaron una fuerte marca en la infancia de todos los que crecimos con las aventuras de Gokú, al punto que significó el absoluto fracaso de Dragon Ball Z Kai debido al cambio en las voces, esto sin mencionar las películas y OVA’s, donde el elenco tenía más cambios que la saga original de Star Wars, haciéndolas totalmente inconsistentes.

En el Dragon Ball manga no es el caso, pues si bien, la sola imagen de Goku nos evoca directo al famoso “Hola, soy Goku” del gran Mario Castañeda, podemos mezclar nuestro elenco de voz predilecto de viñeta en viñeta, o cambiarlos por completo, hasta si eres más purista, imaginar la voz de Kakaroto con el mismo todo que se escucha en Japón, siendo sumamente agudo e infantil.

Cabe agregar en este punto que la traducción del manga de Dragon Ball de Panini está apegada al doblaje latino, algo que la mayoría agradecemos, pues se conservan elementos como el mítico “¡insecto!” de Vegeta.

comic dragon ball super

Encuentra tu manga de Dragon Ball en Xibalbá Store y te lo mandamos hasta la puerta de tu hogar

One thought on “Dragon Ball Manga: 6 razones para leerlo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.