Zack Snyder por fin nos trae su versión de lo que quería que fuera Justice League en 2017.

Zack Snyder, es uno de los directores de cine que ha estado bastante enfocado en llevar a la pantalla grande, grandes historias de los cómics, como puede ser Watchmen, 300 o una historia completamente escrita por el como es Sucker Punch, y todas y cada una de ellas nos lleva a este tinte de cómic, fantasioso pero con una profundidad diferente a lo que otros hacen; bueno, con este nuevo corte de Justice League, no es la excepción.

En 2017 Zack Snyder mientras está la filmación de esta película, su hija Autumn muere, y no solo tiene que manejar su duelo si no también un “estira y afloja” con Warner ya que el proyecto que el propuso en un principio, no lo aceptaron, por lo que agregaron a Josh Whedon en el mapa para ayudar a darle un tono más ligero a esta entrega, grave error, el viene de hacer maravillas con Marvel, muy al estilo Marvel, pero DC es bastante diferente en el tono de las historias y paleta de colores, por lo que la realidad es que no encaja de buena manera en estilo de que Snyder quería para la película, y decide retirarse del proyecto.

No tengo porque explicarles lo mala que fue la versión de 2017, tanto que los fans empezaron a pedir el Snyder’s Cut, hasta que lo consiguieron, y Snyder empieza a trabajar en este grandioso corte.

La línea de la historia es casi la misma de la de 2017, entonces parte de ella ya lo habrás visto, pero el resto que no has visto, es lo que hace de está una nueva película, diferente a la de hace 4 años.

Empezando por la música, no es que Danny Elfman sea malo, es simplemente que Junkie XL, hace una excelente trabajo, le da una tonalidad completamente diferente a escenas que ya habíamos visto, nos lleva de la mano con lo que se ve en pantalla, por lo que tienes momentos de gran emoción aunque ya lo hayas visto.

La paleta de colores es casi la misma, pero más oscura (obviamente) cosa que agradecemos a los que nos encanta este estilo de cine, y más siendo fans de DC.

Entrando ya a la historia, todo tiene sentido, todo embona perfectamente como un rompecabezas que estaba incompleto, vemos a un Batman mucho más serio e imponente con detalles que lo hacen ver humano, como es él, un Aquaman sin chistes forzados, con una historia más explicada aunque ya de él sabemos mucho más por su película en solitario de 2018, pero aquí con detalles que lo elevan a no ser un pedante que después se vuelve un pésimo cómico.

Wonder Woman, bueno, esta es la Mujer Maravilla que todos estábamos esperando, no la mujer sensible que se ve ruda pero no explota, no, aquí explota y corta cabezas  sin importarle lo que suceda, esa Wonder Woman que es digna de la trinidad, digna de estar al nivel de Superman y de Batman, y que en cualquier momento les pone un “estate quieto” si lo desea.

Flash sigue siendo el mismo, cosa que me agrada muchísimo, es el punto cómico del equipo y no se ve forzado, ya que Ezra Miller da el rango a la personalidad de Barry Allen para hacerlo, y sinceramente, no puedo esperar más para poder ver la película del velocista, que sabemos que tendrá puntos de Flashpoint pero no será la inspiración completa, aparte de esto, nos da escenas de emoción y donde le dan más peso al personaje y que no solo quede como el punto de fuga en momentos de tensión, al contrario tiene escenas donde él se lleva al extremo sus poderes y se presenta dignos de esta Liga, al grado de regresar el tiempo, y eso, sinceramente, a todos nos emociona.

Cyborg, ese personaje deprimido por la vida, ahora nos da razones y justificaciones de su depresión, vamos, y no solo eso, nos demuestra que no es solo Cyborg, el que carga con su nube de tristeza y enojo, sino que es aquel personaje merecedor de la liga de la justicia, y ser, como dijo Snyder, el corazón de la película.

Él es crucial para esta historia, sin él no se logra nada, es aquel que lleva de la mano a todos por el descubrimiento, pelea y separación de las cajas madre. Esto me lleva a pensar ¿qué estará pasando por la cabeza de Whedon después de todos los problemas que tuvo con Ray Fisher después de la presentación de su corte en 2017?.

Superman, Kal-el, ahora si, es una Superman que no se detiene por nada, que no se frena para demostrar su poder, y que es aquel al que más tienen que tenerle miedo, porque no hay nadie como él; esto es lo que nos demuestra Snyder con esta entrega para este personaje, ese Superman que impone.

En una escena donde el entra a su nave y nos van mostrando los trajes del kryptoniano, y todos sabemos que viene la escena esperada, la escena donde nos muestran el traje negro, el traje que le ayuda a recargarse más de energía solar, que no es tan fuerte como otros, pero que es altamente icónico en los cómics, con una imagen que hasta los que no son fieles seguidores de este superhéroe se acomodaron en sus asientos de la emoción de ver tal momento en pantalla grande.

Ahora entremos a los villanos, Steppenwolf, ese casi “enquéncle” que se veía en la primera entrega queda completamente olvidado después de ver a este, con una armadura que se mueve constantemente para protegerlo, con mucho más poder y fuerza para ayudar a Darkseid para conseguir su objetivo, definitivamente no te olvidarás de él.

Tampoco te olvidarás de DeSaad, el torturador de Darkseid, por fin tiene un rostro en este universo y es perfecto, horrible, pero perfecto; es aquél que le da los mensajes de Steppenwolf a Darkseid y aunque su aparición es corta, vale la pena.

Y bueno el villano más importante, Darkseid, el gobernante de Apokolips, el tirano absolutista que desea gobernar y controlar el universo y desaparecer a todos los seres débiles.

Desde que lo vemos como Uxas, su verdadero nombre, en la primera invasión, uno se emociona, es él, no hay más, el peor/mejor villano, y cuando lo vemos sentado en el trono viendo como la Liga se deshace de Steppenwolf, sabemos que esto no frenará ahí y que esto tiene que seguir, que no podemos dejar pasar esta gran presentación de uno de los villanos más icónicos del mundo de los cómics, uno se emociona, la verdad, no lo voy a negar, lo recuerdo y me emociono al escribir estás palabras, y lo único que espero es que esto no cambie en un futuro.

Tenemos presentaciones nuevas de personajes, entre esas Ryan Choi o conocido como Atom, su personaje nos acompaña por parte de la historia, pero como Ryan, por lo que nos da la pauta (esperemos) a que tendremos algo de él próximamente.

Pero el que nos encantó ver fue a Martian Manhunter (Detective Marciano), lo vemos como apoya a Louise Lane en su duelo tras la perdida de Clark Kent, transformado en Martha Kent, y más adelante, se presenta en la mansión de Bruce Wayne, para informarle que quiere trabajar con ellos, y que así como Batman existe para ayudar en ese momento, él siente que está en el momento de ayudarlos, y que mejor que ver como este universo cinematográfico se puede expandir fuertemente.

Ahora, la escena que muchos preguntan, ¿el Joker de Jared Leto cómo embona en todo esto? Bueno, en el epílogo nos muestran el futuro, el futuro que Batman logra ver en sus pesadillas y Cyborg en la premonición antes de despertar a Superman, donde Aquaman está muerto, Mera toma su lugar, Flash y Batman traen trajes diferentes, un Cyborg maltrecho y Deathstroke, que previamente lo vimos en una escena con Luthor aceptando ser parte de su equipo de villanos, ahora esta de parte de “los buenos”.

Aquí aparece el Joker, haciendo una tregua con Batman, en una platica en la que le hace recordar la muerte de Robin, y la muerte de Louise Lane provocada por Bruce Wayne, y que por ello Superman es parte ahora de la ecuación anti-vida; Batman acepta la tregua tomando la carta de el Joker, de la mano del Joker, y terminando la escena con una llegada de Superman listo par atacar.

Definitivamente esta es una de las mejores películas que hemos visto en el mundo de los cómics, a pesar de ser 4 horas, se pasan rápidamente, lo más que puede pasar es que hagas una pausa a la mitad para ir por más botana o pasar al baño, pero definitivamente es una de las mejores entregas que hemos visto.

Desgraciadamente Zack Snyder ya afirmo que no volverá a trabajar proyectos de Justice League, y Warner no toma como canon está entrega, si no la de 2017, pero esto no parará ahí, los fans están trabajando en la campaña #RestoreTheSnyderverse, en la que piden que el Universo de Snyder sea el que tome ahora la línea de todas las películas de DC, y no nos queda mas que desear que se logre.

¿Ya la vieron? ¿Cuál fue su escena favorita? Déjenos sus comentarios aquí abajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *